miércoles, 3 de junio de 2015

Creer en uno mismo, por Pat Booth

“Uno comienza lentamente, levantando sólo el peso que se pueda. Luego, va aumentando gradualmente hasta llegar a mover montañas.” Lisa Starr

Cuando vi el video sobre el Bloqueo de Lector, de Palabrasde Fa, que trajo a mención Sharon a través de su blog Viajando entre mundos, inmediatamente me sentí identificada principalmente al decir “quizás no es el momento indicado para ese libro”.

¡Y qué razón tiene! Cuando empecé a leer Palm Beach, cuya autora es Pat Booth, estaba pasando por una crisis total llena de incertezas. Me replanteaba la vida una vez más, mientras se acercaba una ruptura amorosa, lo cual aportaba un punto más a mi intranquilidad, obligándome a tomar además decisiones en ese ámbito. 

Se trataba de una completa encrucijada en el amor, en el trabajo, en los estudios, en el futuro; en fin, en la vida. Por otro lado, hacía más de dos años que no me iba de vacaciones y necesitaba parar un poco y me fui un fin de semana sola a la Costa Atlántica argentina.

Allí, desayunando en el hotel, volviendo a comer como siempre (como un barril sin fondo. Sí, amo la comida 😊), después de dos semanas de no haber probado bocado, llevaba conmigo el libro al desayunador y continuaba mi lectura. Fue ahí donde me topé con esos pasajes que marcaron el resto de mi estadía.

Sabía lo que quería; sólo tenía que tomar decisiones y ponerlas en práctica. ¿Suena simple?

Pero así fue. Volví tranquila y contenta con mis decisiones, aunque luego la historia se complicó un poco y la ruptura amorosa me afectó más de lo que creía.

Fue entonces en ese momento que comencé a sentir la necesidad de venganza (ahora parece un poco ridículo o telenovelesco pero es lo que me pasaba), y una vez más Palm Beach se adaptaba al contexto que estaba atravesando, porque Lisa también quería vengarse de Bobby.

Me perdí en las páginas del libro como Voldemort en el deseo de matar a Harry (comentario geek). Leyendo, se secaban mis lágrimas y me transportaba a otro mundo, donde Lisa me inspiraba la fuerza, el valor y la paciencia para lograr exactamente lo que quería. Así descargué ese impulso vengativo que me afectaba negativamente. Recordé quién era y a qué aspiraba y, sobre todo, que nadie tiene derecho a sacarte lo que sos, lo que querés.

A través de todo eso, aprendí que la clave para ser exitoso está en uno mismo. Hay que confiar en quien sos, y si creés en Dios, pedirle fuerzas y ayuda para lograr aquello que deseás nunca está de más. No te dejes llevar por el odio o el deseo de venganza. Eso nunca trae nada bueno. Y recordá:


“Si uno cree lo suficiente en uno mismo, entonces todo está al alcance para tomarlo. Es cuestión de atreverse a alcanzar el cielo, de bloquear los oídos a la propaganda de aquellos que creen que algunas cosas no son posibles.” Lisa Starr


2 comentarios:

  1. Genial comienzo en el blog! Si hay algo que amo de los libros, es que puedo sentirme identificada con ellos, y muchas veces me ayudan a tomar decisiones :)
    Avisame cuando pongas el gadget de seguidores, así me paso y te sigo! Sos genial :)
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vicky! Qué lindas palabras. Sí, le estoy viendo qué mejoras le puedo hacer y preparando una nueva entrada :). Gracias de nuevo!

      Eliminar